Martes, 22 Mayo 2018

Manolo Ordóñez Pregonero de la Semana Santa 2015

Operario de Alipensa, y muy ligado al mundo de la hostelería desde su juventud, este montillano de 62 años de edad, aunque el próximo 12 de enero cumplirá 63, nació en el seno de una familia humilde. Está casado y es padre de dos hijos: Miriam, de 32 años, y Manuel, de 29. 

Manuel Ordóñez vive la Cuaresma y la Semana Santa, del Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, siempre en Montilla, como buen cofrade de pro y es un incondicional de la Asociación Musical Montillana Pascual Marquina.

Es hermano cargador de la Pontificia Hermandad del Santo Entierro desde 1989, portando a Nuestra Señora de la Soledad, y hermano de la Franciscana Hermandad de Nuestra Señora de la Aurora y San Francisco Solano, Patronos de Montilla, desde hace más de 20 años.

 

Igualmente, es miembro de la Representación Dramática de La Pasión desde su fundación en el año 1992, interpretando el papel de uno de los sayones. Y, hasta el año pasado, perteneció también a su Junta Directiva. Del mismo modo, ha pertenecido a la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías de Montilla.

Pero sobre todo ello, destaca su labor en la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Amargura como hermano fundador de esta en la Navidad de 1973, además de ser miembro de su primera y de todas las Juntas de Gobierno habidas hasta el año 2010. 

Así, en 1982, Manuel Ordóñez asume ser el nuevo capataz del Santísimo Cristo de la Misericordia, cargo que desempeña hasta 1989, cuando es elegido Hermano Mayor de la Hermandad.

Ese año, y bajo su mandato, se bendice la nueva Imagen del Santísimo Cristo de la Misericordia -de 2´05 metros en talla y 3´60 metros con la cruz-, concretamente el Domingo de Ramos, día 19 de marzo de 1989, coronándose, además, a la Santísima Virgen de la Amargura con un nuevo resplandor.

En 1989, se inaugura el Cuartel de la Misericordia en el edificio de El Telar, al objeto de disponer de un lugar donde guardar los enseres de la Hermandad, entre otros menesteres, y también se empieza a colaborar intensamente en la Candelá de San Sebastián.

En 1990, se termina de pagar la Imagen del Señor, con la particularidad que en el pecho de la talla se encuentran los únicos documentos escritos que se elaboraron, donde consta el precio real de la obra y los nombres de la Junta de Gobierno de ese momento.

En enero de 1991, la Hermandad asiste, por primera vez, al segundo encuentro de Hermandades de la Misericordia de Andalucía, que se celebra en Sevilla, y se diseña el nuevo emblema de la Hermandad, consistiendo este en una corona de espinas, en cuyo interior se aloja la Cruz de Santiago, antiguo emblema de la Hermandad, y a los pies de esta, dos medallones con el emblema mariano y el corazón con los siete puñales. Este proyecto es ejecutado por la empresa Elites de Sevilla.

En 1992, la Hermandad colabora muy activamente, en el mes de febrero, con la Agrupación de Cofradías en el gran evento de realizar un tapiz de monedas de cinco pesetas para recaudar fondos y así poder sufragar los gastos de la Representación Dramática de La Pasión, y en la que la Hermandad participa, en esa edición, con cinco actores. Este tapiz tenía unas dimensiones de 272´89 metros cuadrados y una capacidad de 591.873 monedas de cinco pesetas, siendo este incluido en el Libro Guinness de los Records.

Ese año se restaura la Imagen de María Santísima de la Amargura por el imaginero cordobés Miguel Arjona Navarro.

Al finalizar el año 1993, se realiza por primera vez la visita a los ancianos de la Residencia de San Rafael y del Hospital de San Juan de Dios, compartiendo con estos hojaldres, tortas, chocolate y caramelos.

En 1994 se estrenan seis bordones niquelados, realizados por el orfebre montillano José Pedraza y se acuerda con los cargadores de los pasos salir con el rostro cubierto en la Estación de Penitencia, haciéndolo con un cubrerrostro de color rojo o blanco, respectivamente, según sea el paso del Señor o de la Virgen, con una cruz negra, guantes blancos y zapatillas de esparto.

Pasada la Semana Santa de ese año, se convocan elecciones a Hermano Mayor tras dos mandatos de Manuel Ordóñez. La nueva Junta de Gobierno acuerda homenajearle por su dedicación a la Hermandad.

Igualmente, Manuel Ordóñez ha presentado las veintidós ediciones del Certamen de Saetas de La Misericordia, organizado por la Hermandad, hasta el año 2010, lo que le hace una persona conocida en Montilla, no sólo por su trayectoria anteriormente mencionada, sino también por este motivo. 

Además, y si esto fuera poco, se encuentra muy ligado a la Parroquia de San Sebastián y al barrio de La Cruz, dispuesto siempre a colaborar en todas las actividades organizadas cuando se le ha requerido su ayuda, como la Fiesta de La Cruz, la Candelá, la procesión de San Sebastián, etcétera.

Por ejemplo, dentro de las actividades que promueve la Parroquia de San Sebastián, participa desde la primera edición del Belén Viviente, celebrado en 1995, como Rey Melchor. 

En el año 2007, llamó la atención la alfombra de flores realizada tanto por él como por el también hermano Francisco Ignacio Repiso Ruz al paso de la procesión del Corpus Christi por la Parroquia de San Sebastián en el año del cincuentenario de la misma.

 

Felicitar a Manuel Ordóñez Gómez por su más que de sobra merecida elección como pregonero de la Semana Santa de Montilla del año 2015, en el que estamos seguros que llegará al corazón de todos los montillanos. 

 

[Noticia editada por Benjamín Portero Duque / Pasión por Mvnda]